Historia

Todo comenzó ya en un lejano año de 1912. Don Benjamín Valenzuela, oriundo del pueblito de Rastrojo en las cercanías de San Vicente de Tagua Tagua parte a Santiago. Este pujante chileno se vino a la Capital para iniciar un nuevo negocio. Santiago en aquellos años crecía a punta de carretones, tranvías y caballos y el sector de Estación Central bullía de movimiento y comercio, actividad que era una interesante oportunidad para Don Benjamín. Luego de un tiempo se instaló en las esquinas de Gorbea y San Vicente, a escasos metros de la calle exposición en donde el Forraje, carbón y frutos del país que Don Benjamín vendía se mezclaba con el ruido de los trenes que entraban y salían sin parar de la estación.

Dándose cuenta que la cercanía con la Estación Central podría traer a su local a los trabajadores Ferroviarios, comienza la venta de Charquí, Chicha y Huevos Cocidos. Estos concurrían aciduamente al “Hoyo” como lo llamaban, al encontrarse este en un desnivel producto de los canales que antiguamente pasaban por el lugar.

Al pasar los años se fueron incorporando más y variados platos, deliciosa chicha, entre otros sabrosos comestibles, acrecentando la fama del lugar.

historia-1

¿Por que las Barricas?
El uso de estos elementos corresponde a una idea original de Don Benjamín. Al no encontrársele un uso a la cada vez mas abundante cantidad de barricas vacias, éste penso en usarlas como mesas. Solo acomodando algunas sillas o pisos, estas resultaron ser un muy original mobiliario. Hoy en día usted puede deleitarse sobre una de estas antiguas barricas, así como tambien sobre mesas de estilo tradicional ubicadas en los comedores del local.

historia-2

En la actualidad “El Hoyo” sigue con la tradición iniciada hace más de 90 años por Don Benjamín. Tipicamente chileno, esmerada atención y ambiente único. Un verdadero bastión del santiago de antaño que permanece entregando deliciosos sabores hasta hoy.